img

Desafío de la adopción del Modelo Cuatro Partes

Publicada el 7 de enero del 2020 | Juan Cáceres Hidalgo

El término “Modelo Cuatro Partes” se ha familiarizado en las áreas de Medios de Pago de la banca nacional y gran parte de ellas se encuentran avanzando en su adopción. Algunos Emisores han sido impulsados por decisión propia y otros por el Proyecto Industria, liderado por el Ministerio de Hacienda, que apunta a entrar en operación productiva a fines del primer semestre.


Desafío para los Emisores

 
La adopción del nuevo Modelo Cuatro Partes es un desafío para los Emisores locales, dado que la operación nacional actual, Modelo de Tres Partes, se encuentra muy apalancada en los servicios externalizados que brindan empresas como Transbank, Nexus y Redbanc. Por mucho tiempo estas SAGs (Sociedades de Apoyo al Giro) han absorbido y desarrollado funciones propias de los Emisores, estableciendo un relacionamiento directo con las Marcas American Express, Mastercard y Visa. Es en este punto donde posiblemente radica el desafío para los Emisores respecto del nuevo modelo, considerando la incidencia que tienen las Marcas en la nueva operación local.


Conceptualmente, la función que se denomina Intercambio en Medios de Pago, constituida por la Autorización, Compensación y Liquidación, es la que seguramente debe concentrar el análisis con mayor detenimiento de cara al nuevo modelo. Más aún cuando mayoritariamente los Emisores locales realizan estas operaciones a través de los servicios provistos por Nexus, Redbanc y/o Transbank. El modelo de operación de la función de Intercambio de un Emisor indica o determina su grado de autonomía y el esfuerzo que le requerirá la adopción del Modelo Cuatro Partes. Sin embargo, el Intercambio no lo es todo y los procesos de Contracargos, Facturación y Pago de Iva con Adquirentes locales, generación de Informes Normativos y la inevitable Integración Interna del Emisor, completan el desafiante escenario. 

La implantación del Modelo Cuatro Partes para el Emisor local implica recorrer el camino que el modelo de Tres Partes omite. Es fundamental comprender la operación de las Marcas para determinar las implicancias del nuevo modelo con una vista integral, estableciendo las diferencias con su operación actual y definiendo la futura, basada en el estándar que establecen las marcas y que todos los participantes del modelo deberán respetar.


Desafío para las SAGs


De igual forma, las SAGs se encuentran inmersas en la misma problemática de cómo adoptar el nuevo modelo a nivel local sin afectar, o en la menor escala posible, sus servicios vigentes. Deberán ofrecer una solución que asegure a los actuales y futuros actores, la línea de servicios que exigirá la industria de Medios de Pago nacional a partir de este año. 


Importancia de la definición de implantación 


Es por esto que es altamente relevante la definición de la adopción del Modelo de Cuatro Partes para todos los participantes del mercado, sobre todo para un Emisor. La definición de implantación debe tener una mirada estratégica, considerando que establecerá la base de su modelo de negocio y operación a futuro en el medio local. 


Orbis Data está presente en este proceso de modernización del modelo de Medios de Pago a nivel local, y en nuestra búsqueda de ser un participante activo en los cambios que vive nuestro país, estamos trabajando en asesorar a nuestros clientes en la adopción del Modelo Cuatro Partes. 


Este artículo aparece en Linkedin / Juan Cáceres Hidalgo.